Medidas del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2011

  • Permitirá ahorrar el equivalente al 10 por 100 de las importaciones anuales de petróleo de España y tendrá una inversión de 245 millones de euros, pero supondrá un ahorro que, traducido a efectivo, ascendería a 4.104 millones de euros.


El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2011, una ambiciosa iniciativa que contiene 31 medidas que el Gobierno pondrá en marcha de manera urgente para intensificar el ahorro y la eficiencia energética de nuestro país.

Estas medidas de refuerzo, que engloban cuatro ámbitos de actuación distintos (medidas transversales; movilidad; ahorro energético en edificios, y medidas de ahorro eléctrico), y que complementan a otras ya en marcha, están motivadas por el nuevo escenario que se deriva de la escalada del precio del petróleo de los últimos tiempos.

Objetivos y líneas de actuación

El Plan se plantea para el horizonte temporal 2008-2011 y tiene como objetivo reducir el consumo de energía en 44 millones de barriles de petróleo, lo que equivale a un ahorro de seis millones de toneladas equivalentes de petróleo, o, lo que es lo mismo, el equivalente al 10 por 100 de las importaciones anuales de petróleo de España.

Para alcanzar estos objetivos se pretende actuar sobre el sector del transporte, responsable del 40 por 100 del consumo final de energía, la industria, responsable del 30 por 100, el sector residencial, responsable del 17 por 100, el sector terciario, responsable del 9 por 100, y el sector agrícola que consume el 4 por 100 de la energía final. Las medidas del plan se articulan en torno a cuatro líneas de actuación. Una primera línea de actuación transversal, una segunda de movilidad, una tercera de edificios y una última de ahorro eléctrico.

LAS 31 MEDIDAS

1.- El impulso al desarrollo de Empresas de Servicios Energéticos es una de las medidas de carácter transversal que se va a poner en marcha. Una empresa de servicios energéticos optimiza la gestión e instalaciones energéticas del cliente, recuperando las inversiones a través de los ahorros conseguidos en el medio-largo plazo. Para impulsarlas se garantizará su seguridad jurídica, se facilitará financiación y se hará también contratación pública.

2.- Asimismo, el Ministerio va a duplicar el presupuesto del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA) para el apoyo de proyectos estratégicos de grandes empresas y grupos industriales. Dispondrá de 120 millones de euros, en vez de los 60 millones previstos anteriormente, para ayudar a impulsar estos proyectos.

3.- Se establecerán criterios de eficiencia energética en la contratación pública valorando positivamente la aportación de certificados de eficiencia energética de sus instalaciones y procesos, según la norma AENOR UNE-216/301, o de aportación de pruebas que indiquen que las empresas cuentan con condiciones equivalentes, garantizando el respeto a los principios y prescripciones de contratación pública recogidos en la legislación nacional y las directivas comunitarias.

4.- Finalmente, dentro de este eje de actuaciones transversales u horizontales se va a firmar en este mismo año un convenio con el Consejo de Consumidores y Usuarios para llevar a cabo, a través de las asociaciones de consumidores y usuarios, campañas de formación e información sobre los instrumentos y beneficios del ahorro energético.

Movilidad

En el sector de la movilidad se impulsarán medidas en los vehículos para una conducción más eficiente y se adoptarán iniciativas que afectan al transporte público. Además, se llevará a cabo un proyecto piloto para fomentar el uso del vehículo eléctrico.

5.- En el ámbito de los vehículos, se llevará a cabo un proyecto piloto de introducción de vehículos eléctricos en colaboración con las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales, con el objetivo de demostrar su viabilidad técnica, energética y económica. Este proyecto, consensuado con el sector de automoción, se marcará como objetivo disponer de un millón de vehículos eléctricos e híbridos en 2014, primando en la medida de lo posible la producción en el interior.

6.- La Administración General del Estado, dentro de los procedimientos de contratación pública, establecerá un criterio de preferencia sobre los vehículos turismos de clase de eficiencia energética A.

7.- Se llevará a cabo una acción ejemplarizante por parte de la Administración General del Estado, fijando en 2009 un objetivo de consumo mínimo del 20 por 100 de biocarburantes en las flotas de vehículos públicos.

8.- En relación a los biocarburantes, se llevarán a cabo los desarrollos reglamentarios necesarios para asegurar el cumplimiento del objetivo del 5,83 por 100 del consumo de combustibles para automoción en 2010. También se persigue alcanzar el 7 por 100 para el año 2011.

9.- El Plan VIVE (Vehículo Innovador - Vehículo Ecológico) es otra medida que estará en vigor hasta 2010 y permitirá renovar cerca de 240.000 vehículos con más de quince años de antigüedad, lo que traerá consigo un ahorro importante de consumo de petróleo, además de una mayor seguridad vial y una reducción de emisiones de CO2.

10.- Siguiendo el modelo utilizado en electrodomésticos, se exigirá a los fabricantes de vehículos que informen a los consumidores sobre las emisiones y el consumo energético del vehículo a adquirir, mediante una etiqueta energética comparativa.

11.- Para fomentar una conducción eficiente en términos de consumo energético se presentará, en el plazo de tres meses, una propuesta para reducir los límites de velocidad en un 20 por 100 de media en el acceso a las grandes ciudades y su circunvalación y en las vías de gran capacidad.

12.- Igualmente, se llevarán a cabo campañas para comunicar e informar a los ciudadanos sobre técnicas de conducción eficiente de vehículos. Se incorporarán técnicas de conducción eficiente de vehículos turismo en el sistema de enseñanza para la obtención del permiso de conducción en un plazo máximo de dos años.

13.- En relación al transporte público, se negociará con el Banco Europeo de Inversiones una línea específica de financiación para el apoyo de un número más elevado de planes de movilidad urbana sostenible y, de este modo, facilitar que los municipios puedan mejorar sus sistemas de transporte público, buscar rutas alternativas, comprar vehículos eficientes, etcétera.

14.- Se incorporarán criterios de eficiencia energética a la hora de determinar la aportación de la Administración Central en la financiación del transporte público de los Ayuntamientos.

15.- Se exigirá a los operadores de red de telefonía móvil garantizar la cobertura en la red de metro de todas las ciudades españolas.

16.- Se acordará con las Comunidades Autónomas y las Corporaciones Locales correspondientes la extensión del horario de apertura del metro durante los fines de semana.

17.- Asimismo, se promoverá el transporte urbano en bicicleta, previo acuerdo con las Entidades Locales, apoyando la implantación de sistemas de bicicletas de uso público y carriles bici urbanos.

18.- En el caso de grandes ciudades, se pondrá en marcha en el horizonte 2012 carriles reservados al transporte colectivo de viajeros, los denominados BUS-VAO.

19.- La Administración General del Estado acordará planes de movilidad de trabajadores de los centros con más de cien trabajadores, estableciendo, entre otras medidas, rutas de autobuses en función de los domicilios de los trabajadores, para que éstos puedan acceder a su lugar de trabajo sin utilizar el vehículo privado.

20.- Se optimizarán las rutas aéreas utilizando los pasillos del espacio aéreo del Ministerio de Defensa. Esta medida permitirá reducir la longitud de las rutas aéreas comerciales hasta un máximo del 10 por 100, con un notable ahorro de combustible.

Ahorro energético en edificios

21.- En cuanto a las medidas de ahorro energético que afectan a los edificios, destaca la limitación de la temperatura en el interior de los edificios climatizados de uso no residencial y otros espacios públicos, excluyendo los hospitales y otros centros que requieran condiciones ambientales especiales. De esta forma, la temperatura en dichos edificios y espacios públicos no podrá bajar de 26º en verano, ni ser superior a los 21º grados en invierno.

22.- En el marco del Plan Renove de Infraestructuras Turísticas, dotado con 500 millones de euros en 2009, se reserva una parte de esta línea para la financiación de inversiones que promuevan el ahorro energético de dichas instalaciones.

23.- Modificación del Real Decreto de Edificación Energética de Edificios Nuevos para establecer la obligatoriedad de que los edificios nuevos de la Administración General del Estado alcancen una alta calificación energética.

Medidas de ahorro eléctrico

24.- Se trabajará con la Comisión Europea para adelantar la eliminación completa del mercado de bombillas de baja eficiencia al año 2012.

25.- Para facilitar este transito, y mientras se alcanza la eliminación total, se va a repartir gratuitamente, y a través de vales de regalo en la factura de la luz, de una bombilla de bajo consumo por cada hogar en 2009 y otra en 2010. En total, alrededor de 49 millones de bombillas de bajo consumo gratuitas para todos los consumidores que, teniendo en cuenta que consumen un 80 por 100 de energía menos que las bombillas incandescentes y que duran entre seis y ocho veces más, va a generar un importante ahorro de electricidad. El programa se articulará mediante una convocatoria pública dirigida a todos los fabricantes.

26.- Complementariamente a la actuación anterior, se repartirán seis millones de bombillas de bajo consumo, mediante un programa 2x1 para la sustitución voluntaria de las bombillas incandescentes.

27.- Todos los Departamentos Ministeriales adoptarán medidas para reducir su consumo energético en un 10 por 100 en la primera mitad de 2009, con respecto al mismo período del año 2008. Este nivel de ahorro se mantendrá de forma permanente en el trienio 2009-2011.

28.- En el ámbito del alumbrado público, se mejorará la eficiencia energética en instalaciones de alumbrado público exterior.

29.- Siempre que la seguridad vial no lo impida, se reducirá el flujo luminoso un 50 por 100 en las autovías y autopistas del Estado, medida con la cual el consumo de electricidad disminuirá el 22 por 100.

30.- Se articulará un procedimiento administrativo que reconozca la recuperación de la energía cinética de los ferrocarriles, mediante freno regenerativo, evitando, por un lado, su consumo en resistencias y, por otro, en el caso del volcado a la red, su descuento en la correspondiente aportación de la factura eléctrica.

31.- Finalmente, se disminuirán las pérdidas en transporte y distribución de energía eléctrica.

En conjunto, estas 31 medidas tendrán un coste de 245 millones de euros que se repartirán a lo largo del periodo de duración del Plan y que estará financiado en su mayor parte por el IDAE. Con el impulso de estas medidas el ahorro total estimado en 2011 se situará entre las 5,8 y las 6,4 millones de toneladas equivalentes de petróleo, o lo que es lo mismo, el equivalente a un ahorro de entre 42,5 y 47 millones de barriles de petróleo. Traducido a efectivo, supondrían 4.104 millones de euros.